¿Y si no he podido despedirme de esa persona antes de que falleciera…?

By in Adultos, Ansiedad, Autocuidado, Depresion, Duelo, Emociones, Familia

Este año ha sido y está siendo duro para todos. Para muchos, ha significado además despedirse (o peor, no haber podido hacerlo), de personas muy queridas.

En Psicoalegra hemos escuchado, atendido, sentido con muchos la pérdida de esas personas, ayudado y acompañado en meses tan duros, durante y después de la muerte.

⏰”El tiempo lo cura todo”, se dice por ahí. Y ojalá fuera así, pero lo cierto es que no. Y que ante situaciones tan dolorosas, el tiempo normalmente AYUDA A ENFRIAR EL DOLOR AGUDO, pero lo que ayuda realmente a colocar, a pasar por un proceso de duelo y cerrarlo bien, pasar de la rabia, la tristeza…a aceptar, es lo que hacemos durante ese tiempo.

Ojo!! LA ACEPTACIÓN NO SIGNIFICA QUE OLVIDES A ESA PERSONA, NI QUE DEJE DE SER IMPORTANTE PARA TI.

Significa que puedes vivir, disfrutar incluso y volver a reconstruirte tras la pérdida. Y sí, también volver a ser feliz, aunque haya momentos en los que la eches de menos.

Si ves que pasa un tiempo y no consigues despegar del suelo, que sientes que estás en un pozo de tristeza…(o conoces a alguien que esté en esta situación), consulta con un psicólogo de la salud. El duelo no es para siempre. ES UN PROCESO TEMPORAL. ⏱
Y PARA LOS QUE NO OS HABÉIS PODIDO DESPEDIR, OS DAMOS UN “TIP”:

– Puedes escribirle una carta expresando lo que te habría encantado decirle en persona.

– o hacerle un álbum de fotos.

– o un vídeo.
– o componer una canción en su honor…
– Una adolescente en un taller nos propuso incluso hacerle y dedicarle una coreografía!! O un baile en familia!‍‍‍

 

Esa persona no ha desaparecido, solo su presencia física: puedes cambiar tu forma de relacionarte con ella .
✅HAZ COSAS EN ESTE TIEMPO PARA QUE LA TRISTEZA VAYA DANDO PASO, POQUITO A POCO, A LA ACEPTACIÓN Y A LA NUEVA VIDA.

 

Y si te cuesta, llevas tiempo en un pozo de rabia o tristeza y no consigues salir de él… ya sabes dónde estamos. Este dolor intenso puede ser pasajero, temporal, si aprendes a manejarlo bien. Incluso, puede volver la felicidad!

 

María Bermejo

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*