La resiliencia o cómo superar las adversidades de la vida con éxito

By in Adultos, Autoestima, Emociones, Psicología Positiva

A veces la vida nos pone situaciones que nos desbordan, que superan nuestras fuerzas y capacidades de afrontamiento, como por ejemplo, la muerte de un ser querido, una ruptura sentimental, problemas económicos o una enfermedad. ¿Qué hacer? ¿Cómo hacerles frente?
Básicamente, tenemos dos maneras de hacerlo, o bien, desmoralizarnos y tirar la toalla dejándonos vencer o…superar las adversidades, es decir, apostar por la RESILIENCIA.

Pero, ¿en qué consiste la resiliencia? Según la Real Academia Española (RAE), la resiliencia es la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos.

Desde la Psicología Positiva se añade, además de enfocarse en superar las adversidades, otro matiz importante: la capacidad para salir fortalecidos de ellas. Desde esta perspectiva, una crisis se vería como una oportunidad para el cambio, una forma de enriquecimiento y crecimiento personal.

Podemos añadir también, que la resiliencia no es una cualidad innata, con la que se nace, sino una aptitud que se puede aprender y desarrollar a lo largo de nuestra vida. Supone, por tanto, aprender a vivir de otra manera.

Las personas resilientes son aquéllas que nos sorprenden por su optimismo y buen humor a pesar de haber sufrido reveses en la vida y que reconocen que esos momentos, han constituido importantes momentos de aprendizaje.

Entonces, ¿cómo conseguir ser más resilientes? Veremos a continuación cómo desarrollar esta fortaleza:

1. Establece relaciones óptimas con los demás (familiares, amistades, compañeros de trabajo…) porque ante las dificultades, estas relaciones te servirán de un gran apoyo social, básico para salir adelante.

2. Intenta ver las crisis no como obstáculos en la vida, sino como oportunidades que encierran en sí mismas un crecimiento personal superior.

3. Ten objetivos claros y realistas y sé tenaz en su consecución, esto te permitirá vivir motivado e ilusionado con las miras puestas en un fin.

4. Adáptate a los cambios, son parte natural de la vida, preguntándote más que, “¿por qué me ha pasado esto?”, por…¿de qué forma voy a afrontarlo y qué puedo aprender de ello?

5. Confía en ti mismo, en tus virtudes siendo consciente también de tus limitaciones y no dudes en pedir ayuda si lo necesitas.

6. Practica una visión optimista de la vida y focaliza tu atención en ella más que en los aspectos negativos.

7. Reserva un tiempo para estar a solas contigo mismo practicando la meditación y la relajación, esto te permitirá ser más consciente de los beneficios de aceptar la realidad.

8. Ten buen humor ante la vida, es una de las formas más potentes de descatastrofizar aquellos acontecimientos más complicados.

Merche Castilla

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*