Etapas en el proceso del perdón

By in Adultos, Ansiedad, Depresion, Psicología del perdón

Después de haber profundizado en el anterior post en el perdón y sus beneficios, vamos a centrarnos en éste en las etapas en el proceso del perdón.

Primera etapa: reconocer que se ha sufrido un daño

El proceso comienza en la fase de análisis de lo ocurrido, incluyendo en ella el reconocimiento del daño que se ha recibido. Es preciso reconocer que hemos recibido un daño, y que nos duele, y aceptar ese dolor. También hemos de analizar con detalle las circunstancias que han influido para llevar al ofensor a hacernos daño; que puede no estar relacionado con nuestro comportamiento en concreto, que puede no ser algo generalizable sino puntual, etc… de esta forma se construirán las bases para que puedan nacer sentimientos de comprensión y empatía que nos ayuden a perdonar.

Segunda etapa: elegir la opción de perdonar

El perdón para la víctima es una buena opción en cualquier caso. En este sentido, dice Santa Teresa de Calcuta: “El perdón es una decisión, no un sentimiento…”.

Y diversos autores afirman que perdonar es una conducta libremente elegida de compromiso y determinación.

El no perdonar a alguien nos coloca en una situación permanente de sufrimiento.

Tercera etapa: aceptación del sufrimiento y de la rabia

El perdón no supone que se rechacen y esté mal tener sentimientos de rabia, de ira o deseos de venganza sino en evitar actuar dejándose llevar por ellos en contra de los valores propios.

Es decir, si hemos elegido la opción del perdón, para llevarlo a cabo es preciso aceptar los pensamientos, sentimientos, sensaciones y emociones. La aceptación es un proceso que finalmente lleva al cambio; pero hay que tener en cuenta que su objetivo no es la extinción del sufrimiento, sino el compromiso con los valores de uno mismo.

Cuarta etapa: incorporar estrategias para protegerse

El perdón no implica la aceptación incondicional del peligro de que ocurra de nuevo el ataque. Analizando lo que ha ocurrido, nos podemos dar cuenta de cuáles eran los indicios que indicaban el peligro, lo que nos dará más posibilidades de evitarlo en el futuro.

Quinta etapa: expresión explícita de perdón

La expresión explícita del perdón es un paso muy importante aunque algunas personas puedan pensar que es solamente simbólico y vacío de contenido. Se pueden articular muchas formas de hacerlo.

Esta acción explícita no es el final del proceso de perdón, sino la oficialización del inicio del mismo, es decir, después de la maduración del perdón en este proceso interno, a continuación, dicho proceso se cristaliza en una conducta constructiva general hacia el ofensor.

Merche Castilla

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*